sábado, 27 de septiembre de 2008

Una configuración difícil


Que duro es configurarse, hace diez terapeutas que me vengo buscando y no me encuentro. Cuando estoy con la freudiana, o con la gestáltica, me configuro en castellano, porque estoy viviendo en Buenos Aires o España, pero acabo hablando en portugués. Y cuando estoy con las jungueanas o reicheanas brasileñas, acabo hablándoles en porteño, o asturiano, o entrerriano.
Menos mal que no viví por otros pagos porque sino ya estarían internadas, perdón, yo estaría internada. No me interpreten este desliz, licenciadas, al final no todo es interpretable. Por ejemplo esta noche me eché un polvo supremo, y les juro que no recuerdo en que idioma lo hice, pero lo hice, aunque fue soñando. Sí, estaba soñando con un gran pene que me penetraba y cuyo rostro no recuerdo, pero volviendo al sueño, creo que el rostro no era muy importante, lo que se me olvidó y estoy tratando de recordar es si era circunciso o no, es que para esto también me hago un quilombo. Realmente un prepucio más o un prepucio menos no me cambiaría ninguna configuración, pero a veces esto de la imagen materna o paterna… que sé yo… marca alguna diferencia, no es que me voy a configurar en pija judía o no, pero me encantaría darles alguna alegría a mis padres, sobre todo ahora que ya están viejitos. Pensándolo bien, se alegrarían de verme con un negro grandote, de cualquier nacionalidad, de cualquier religión o secta, se alegrarían de verme con una mujer casada, viuda o lo que sea. Se alegrarían de verme.
Traté de configurar el sueño, pero eso no fue posible, sobre todo cuando me penetraba y el resto no importaba, cuando me masturbé sentada recordando el sueño, cuando quise hacerlo real y fue posible. Basta de dedos me gritan mis terapeutas. Todas ellas me gritan. ¡Basta de lenguas!
Sin lenguas no soy nada. ¿Será que pueden entenderme?
Ya no me configuro, me corté las lenguas, los prepucios… no quiero más terapeutas.

Isabel Estercita Lew

2 comentarios:

alfredo dijo...

...No se exactamente como he aparecido por este patio de recreo, quizás algún libro compartido, quizás alguna película, un blog común,
...no sabría, pero lo cierto es que me he quedado mas de lo habitual, te leí ese sueño configurado, la gordita que no lo es, el renacimiento, lo de López.

Tuve que dejarlo, se me hacía tarde.

...Bueno, me quedé un poco mas y me detuve en los dibujos que ilustran los relatos y tambien me gustaron, comprobé su autoría, obvio, igual de alternativos, transgresores...

creo que volveré,

Marcelo dijo...

Me impactó, me flasheó la cruddeza y calidez al mismo tiempo de lo que decís...
Me gustó Isabel! Y los sueños, cuando son placenteros, hay que disfrutarlos
Un beso