viernes, 11 de noviembre de 2011

11 del 11 del 11, hagámoslo, acabemos aunque el mundo no…

Amenazas numéricas, sinfines de pronósticos de fin de mundo, ese miserable y personalista fin de mundo de críticos vitalicios que apuntándole al petit chot de su propia inoperancia, juegan a ser verdugos de cualquier impronta colectiva.

Gono Rea Lew

Hoy 11 del 11 del 11, morirá y nacerá gente, chocarán varios vehículos, es probable que no caiga ningún avión, en algún lugar del planeta lloverá, caerán piedras, nieve, quizás se incendie un bosque y se inunde alguna plantación. Hoy 11 del 11 del 11 más de una niña morirá de amor y miles de hombres y mujeres conocerán por primera vez sus placeres. Hoy 11 del 11 del 11, los chorros saldrán a robar, los vendedores a vender, los maestros a enseñar, los mendigos a mendigar, las putas a trabajar, los pintores a pintar. Hoy 11 del 11 del 11, miles de mujeres morirán por maltrato, violación o aborto precarizado. Hoy 11 del 11 del 11, diez mil niños morirán de hambre y desnutrición transformando el día de hoy en el mismo día de mierda de ayer y de mañana

El mundo puede acabar en cualquier momento, muchos hombres vienen empeñándose día a día para tal efecto, pero “los actuales autoconvocados mensajeros del destino, deberían reconocer que al mundo no se la canta acabarse cuando a ellos se le ocurra y que las fechas del calendario humano pecan de serventía también humana por lo tanto incierta

Isabel Estercita Lew



domingo, 9 de octubre de 2011

Olhos nos olhos


Deseé, pensé y por último imaginé que estaría bueno anunciar mi deseo de encontrar un candidato nocturno y… sin panza, para entablar relaciones esporádicas entre mis piernas. Esto también viene a cuento de mi manifiesto anterior: No sería necesario preocuparme con el gasto en bellas ropas quitables… Pero que cagada! Sí no tengo bellas ropas para quitarme tendré que quitarme lo de abajo de mi piel y más allá de mi piel… estar en carne viva, de piernas abiertas, y reconocerme en el ahora como único espacio real… ???

Gono Rea Lew

Borro, borro, me borro en lo escrito… no llevo lo que no puedo cargar, no cargo más quilos que mi peso, ni más tamaño que mi estatura, sin embargo cargo el peso de mi alarde, la estatura que derroché sin tamaño, el hincapié que le clavé al delirio de mis delirantes… me borro de lo borrado y me vuelvo a borrar para estar segura de no existir en el apagón iluminado de mi clara oscuridad.

Las Lew de mí

viernes, 30 de septiembre de 2011

EL ABRAZO RECONTRAPARTIDO


Al principio parecía que lo más relevante de la noche serían mis bellas piernas y los aburridos comentarios al respecto, pero luego la enorme mesa ya dividida en varias partes, acabó trazándose en dos, la de ellos discutiendo el sabor, el trabajo y el valor de las comidas Roshashanaescas, el otro lado, el nuestro, sobre la incidencia de un tío violador en la infancia de nuestras vidas. Las comidas prevalecieron aunque sus sobras a la espera de indigentes en tacho de basura. Lo del tío violador acabó siendo minimizado, derogado, sin efecto a los efectos de una de sus últimas víctimas, la que negando su dolor gritó de que mierda sirve el pasado, no lo puedo resolver… el viejo de mierda esta muerto, nunca más me va a coger, o lo intentará…

- ¿El hijoderemilputas te violó?

- No, no me cogió, yo era muy chica para entender de eso.

- El hijoderemilputas te violó!

- La cena estuvo buenísima, tus piernas son hermosas…

Isabel Estercita Lew

lunes, 18 de julio de 2011

Pobre lindo, si como dicen LAS APARIENCIAS ENGAÑAN


Las apariencias engañan, otras traicionan al punto de meternos unos cuernos más grandes que nuestro culo. Algunas nos advierten sobre la necesidad inmediata de pedirle un turno al oftalmólogo o de ir reservando un bastón blanco con lazarillo incluido.

Gono Rea Lew

Aquella noche mi bajo ego no le hacía asco a nada. Mis oídos gestionaban lo escuchable y en el caso de fallarle el trámite por falta de recursos le mandaban mensajitos a mis interconexiones neuronales para que pudieran substituir los textos de cualquier lindo versero por los que quería escuchar. Pero esta vez ni me di el trabajo de lo último, estaba segura que él era como el futuro demodé que nos reservaban las puteadas enfáticas, altisonantes, grandilocuentes y truchas del Tano Pasman, pero innegablemente lindo y con seguridad versero, aunque no lo llegué a comprobar..

No es de mi agrado comenzar un relato anunciando el veredicto final, me parece pésimo, es aburridísimo darle fin a lo que no llegó a comenzar. Pero no es el caso, le rogué silencio, me lo traje a casa, nos llenamos de vino y después de un par de besos el lindo se incorporó e indignado me dijo que se iba, que por favor le pidiera un taxi, que ya no podía soportar más a mujeres locas como yo, que le tapaban la boca sin siquiera escuchar que los lindos como él también pueden pensar y que necesitan decir.

Lo vi irse molesto, y traté de reflexionar sobre el hecho de juzgar a las personas sin conocerlas mientras bostezaba ya abrazada a mi almohada y pensando sin culpas que lo llamaría al día siguiente si supiera su nombre y tuviera su celular.

Isabel Estercita Lew

miércoles, 13 de julio de 2011

TRISTEZA NÃO TEM FIM, FELICIDADE SIM


A felicidade é como a pluma
Que o vento vai levando pelo ar
Voa tão leve
Mas tem a vida breve
Precisa que haja vento sem parar

Gono Rea Lew

No me siento bien, la tristeza se me instaló sin intención de una corta visita.

La veníamos remando, digo, la tristeza y yo. Con total respeto, la veníamos remando.

Ella para un lado, yo para el otro, como buscando el mismo objetivo de no encontrarnos.

Que se nos dieron vuelta los remos? Que las corrientes se enloquecieron?… quizás ella no soportaba mi alegría, quizás yo no soportaba la tranquilidad de sus lágrimas, quizás ella no soportaba la soledad de mi alegría, quizás no soportamos la soledad de la triste alegría.

Y un día sin más ni menos nos fuimos tocando, nos fuimos besando… Fue ese beso, esa caricia…

Yo sabía que no debía besarla, sabía que no debía tocarla. Sabía, claro que sabía del irresistible erotismo que me desperta la tristeza. No pude evitarlo, dejé que me lamiera el cuerpo y mucho más, dejé que me besara más adentro de todos mis adentros, que besara todas las bocas de mis bocas…

Le dí todos los permisos y también los permisos de los permisos.

Es sabido que a la tristeza le encanta el poder y que ante cualquier entrega se siente poderosa, por eso me elogió los lugares más íntimos de mi feaza y de mi belleza, sin discriminar a ninguna de ellas. Se concentró en los agujeros más sensibles de lo único lindo que tengo corazóncuerpo, y sin importarle mis órganos me besó la plenitud como nunca antes, me provocó orgasmos inaguantables hasta preñarme absolutamente de toda la tristeza que la tristeza posee.

Cuando preñada del todo y sin posibilidades de aborto le advertí que jamás pariría su engendro, repentinamente se despojó de toda la seducción invertida anteriormente, se dio vuelta en la cama quitándome las frazadas, y bostezando, lista para dormir y roncar, simplemente me dijo: jodete linda, ya no puedo evitarte.

Isabel Estercita Lew

sábado, 21 de mayo de 2011

ANALOGÍA DIGITAL


Recorro tus surcos y te reproduzco en mi cuerpo con todas las variables de distancia, temperatura, velocidad y frecuencia. Te quiero con todos los ruidos e incertezas, con la seguridad de lo inseguro, con la calidad que voy aprendiendo en cada puntada de caricia, en cada remache de beso.

Pero también me entrego a tu querer discreto, sin fallas, sin agujas ni ruidos, y hasta me tientan tus incontables circuitos lógicos, tu modo tan digital de amor.

A veces logramos esa fusión gloriosa de vinilos y compactos, esa fusión tan fuera de sí, tan nuestra, tan sudaca, ese ensamble que ni siendo sus autores conseguimos piratear.

De vez en cuando me entrego a la perfección de tus brazos, de vez en cuando me escapo de ellos buscando el ruido de mi vinilo, buscando el tesoro de la última púa que salta obstinada en el te quiero de una melodía que jamás se repetirá.

Isabel Estercita Lew

sábado, 9 de abril de 2011

FIRULETE DE PIERNAS SIN DOGMAS


Si me sabés llevar, soy fatalmente linda!

Gono Rea Lew

Primero sacame a bailar, después ya es hoy, ya es presente, ya es nuestro abrazo arrabalero y no nos importa observar el suicido del ocio… sigo tus pasos, me llevás en el 2 x 4 de este tangazo primitivo, y siento que me muero para renacer más bella que la melodía del Lunfardo de Piazzolla. Renazco en todas las lenguas del mundo, el tango ha perdido su idioma para encontrar el entendimiento en los brazos que te marcan, en los brazos que te seducen las piernas que van queriendo acompasarse, de estas piernas que se entregan y que se abren para siempre en tu compás.

Así me siento haciéndonos ritmo penetrante, movimiento desesperado de fin de mundo, esa última cadencia sabia que no ha perdido lo legítimo del instante eterno, por acaso y por fortuna, el último instante de respiración. Así siento tus brazos que van más allá de mi vientre y tu codicia, así siento la desesperación de tus pasos dentro de mí.

Ya no me interesa el futuro sin futuro de la muerte, pues en este compás mortal renazco entre tus brazos de abrazarme, entre tus abrazos genitales que voy jadeando hasta que la vida con su carga de muerte nos separe o nos junte firulete de piernas sin dogmas, firulete del tangazo de la vida que termina comenzando.

Amen, amor.

Isabel Estercita Lew