sábado, 6 de junio de 2009

Obsesiones - LA GORDITA -


Oliverio me dijo: "Ya sé que estás desnuda, pero puedes mirarme con los ojos tranquilos. Los días nos enseñan que la fealdad no existe".
Tenés razón mi amigo le respondí, pero no soy fea, soy gorda.
Gorda o gordita, así me llamaban de niña cuando lo era, y así me siguieron llamando cuando crecí y dejé de serlo. Por lo que el gorda dejó de ser una condición para ser una definición, y tan incorporado lo llevo que creo que todos los espejos del mundo me hacen descuento.
El otro día después de vomitar un kilo de fideos con salsa boloñesa, blanca, rosé, y al pesto con mucho ajo, además de unos cuantos chorizos encebollados con ajíes picantes, pepinos, picles, panceta, y muchas frutillas con pimienta al medio día, además de tres docenas de churros con dulce de leche y crema pastelera por la tarde, deseé con toda mi alma que llegara ella...
Cuando la parca llegó, me fisgó desconcertada, y pensando en voz alta dijo: - Creo que me equivoqué de lugar, estoy buscando a una gorda y ésta es escuálida, temo que su esqueleto haga ruido ¿Me la llevo igual? No, mejor me voy silbando bajito, se me puede armar lío. ¡Me da pena esta flaca, parecía contenta de verme!
Y así se fue la parca, silbando bajito y yo perdí nuevamente la esperanza de que se llevaran definitivamente a la gorda, entonces decidí sacar provecho de mi condición y me inscribí en el "Concurso Latinoamericano de Belleza Rechoncha", porque al final de cuentas yo era una gordita linda.
Los organizadores se irritaron conmigo y me acusaron de discriminación y de burla a la clase obesa.
Mi existencia era cada día mas rancia, los gordos me rechazaban y yo repudiaba a los flacos de pura costumbre; me sentía como un subterráneo sobre la tierra, como lluvia seca; decidí entonces gastar todo el dinero que tenía...
En el supermercado compré provisiones como para un mes, con la única intención de consumirlas en un solo día, estaba retando a duelo a la parca y esta vez, si ella no lo hacía, lo haría sin su ayuda.
Preparé la mesa con la exquisitez de un encuentro de dos, y con comida para cien; era un menú internacional, con lo mejor de la comida española, francesa, china, alemana, e israelí. Adorné la mesa con flores y velas de colores, puse el disco de Puccini con Madame Butterfly y Turandot que me regaló papá cuando cumplí los veinte, y vestí lo más seductor que encontré en mi escaso guardarropa.
Cuando el ritual estaba preparado para sus fines, sonó el timbre.
- Es la parca, me dije eufórica. Se adelantó, pensé. Corrí hacia la puerta y le abrí emocionada.
Era mamá. Se sorprendió delante de los preparativos del festín.
- Qué pena, me dijo. No puedo quedarme, voy al cine con papá. Estás flaca gordita, cuidate, te traje un matambre. - ¿Comiste hoy?
- ¡No, mamá, ni pienso!


Isabel Estercita Lew

43 comentarios:

Magah dijo...

Sin duda hay una desnudez que va mucho mas allá de lo fisico. Donde solo aparece nuestra pobre y obsesiva mirada, enferma a veces al punto de la ceguera, del sin razón, de nuestra propia locura.
Unos mas, otros menos, mirándonos desde y como podemos.
Fuerte manera de relatar una realidad que suele resultar tan incomprensible.

Besos

Magah

Cecy dijo...

Que bien has tratado en este texto una crueldad que lleva muchas veces a la muerte de manera terrible.
Cuantas chicas se miran al espejo y ven en el lo que quieren y no la realidad, la realidad que mal nos muestran a diario y les exige que asi deben de ser.
Ufff, muy fuerte.

Besos.

Isabel Estercita Lew dijo...

Hola Magahita, así de forte es la realidad de esta época que nos impone patrones de belleza que hasta llevan a la deformación, a veces miro una de esas mujeres que aparecen en la tele o por ahí con sus caras totalmente desfiguradas y me cuesta creer lo que veo, no dejan de responder a las demandas del mercado.
Menos mal que nosotras somos naturalmente lindas, jaja

Beostes
Estercita

Isabel Estercita Lew dijo...

Así es Cecy, pero como le mencioné a Magah, todo hace parte de la crueldad que impone el mercado.

Besos muchacha

lisebe dijo...

Que realidad! Me ha encantado el relato lleno de una temible actualidad... eso me recuerda amodelos tan famosas como Kate Moss y otras que en vez de parecer mujeres parecen esqueletos andantes.. y todo por culpa de lo que es la moda impuesta..
Isabel estercita me ha gustado mucho!!

Besos amiga

Colibrí dijo...

Muy bueno Estercita, hay que ponerle fin a tanta pavada de mujeres esqueleto, yo le digo a las jovenes,: pero chicas a los hombres les gusta tener de donde agarrarse,y además aprender a comer sin culpa, que solo da de comer a los Psicologos.
Besotes
Ester-Colibri

Isabel Estercita Lew dijo...

Viste Lisebe, a mí esas mujeres me dan mucha impresión, me recuerdan esas horrendas fotos de los campos de concentración de Alemania. A Kate Moss no la conozco pero por esta tierra hay bastantes especímenes.

Besos muchacha

Isabel Estercita Lew dijo...

Colibri, viste lo que es? Pero muchos hombres también entraron en esa locura, de diferentes formas. En el gimnasio que frecuento, que es uno bien de barrio, sin todo el tema de las mayitas, los top y los colores combinando, los hombres se la pasan haciendo fierros frente al espejo, haciendo poses, es bastante gracioso.

Besitos mi pajarito

Steki dijo...

Che, te pegó fuerte el post de Rik?
Un tema realmente complejo y tan difícil de tratar, no?
Chapeau, amiga.
Beso de domingo para vos.
STEKI.

geheugen dijo...

Estercita...
Poco para decir que no hayan dicho ya.
Comparto con todos el horror y la irritación que produce este modelo deformado de la belleza femenina que lo único que busca es reducirnos a la condición de impúberes sin voluntad.
Dos datitos al vuelo:
Estudios de un par de universidades europeas comprobaron que la dieta promedio de una mujer contiene el mismo valor calórico que las dietas de hambre de la población pobre de África a un costo 20 veces superior!!!!
(lo que allá es desnutrición, acá es "estético").
Otro:
Sin la cantidad suficiente de reservas las mujeres dejan de producir estrógenos lo que redunda, en simples palabras, en DEJAR DE SER MUJERES!!! ( y no solo desde le punto de vista endócrino, la falta de estrógenos atenta contra nuestro estado emocional y nuestro apego a la vida)
Para temer, para llorar...
Y PARA SEGUIR PROTESTANDO A VIVA VOZ!!
Espectácularmente llevado el texto, me encantó!
Gracias

Eros dijo...

Hola mi cosita preciosa, veni te invicto a un agape para que te sacies con todo lo que encuentres al otro lado de la luna, sin temor a que te pongas gordita..
Te quiero preciosa, te dejo una estela de besos para q te guien..
Eros.....

LuNa dijo...

EXCELENTE POST
SIEMPRE LA DESCRIMINACION
AFECTA TANTO FISICA COMO MENTALMENTE

UN BES INMENSO
UN GUSTAZO HABERLA ENCOTRADO

LuNa

tomasuncafe dijo...

un placer siempre el leerte,
aunque sea como en este caso un tema ríspido y fatal,
besos

RECOMENZAR dijo...

EXCELENTE TU TEXTO ME HA DEJADO CON SONRISAS EN MIS LABIOAS

esteban lob dijo...

Hola Gordi...¡perdón!...
Hola Flaqui...

En verdad, no sé como decirte, pero da lo mismo.

¡Gran texto!

Haifa dijo...

A veces uno mismo es su peor enemigo, no?
Nunca le di bola a los estereotipos de belleza que nos quieren encajar, pero vivimos en una sociedad muy pero muy complicada donde abunda lo superficial.
Hay que hacer las pases con uno mismo, dar gracias de estar vivo y vivir la vida, tan simple y complicado como eso: vivir la vida.

Un abrazo hermosa Estercita, cada vez que te leo me interesa conocerte mas. Besos

Ricardo Musso dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ricardo Musso dijo...

Hola Estercita!!!

Che…, tal vez la parca ya vino un día que la gordita dormía, se la llevó, y vos ni te enteraste!.
Lo que sucede, me dijeron, es que con el despelote que hay en el “parcas-service” de papelerío y burocracia, tal vez se perdió ese encargo, y la tipa vuelve porque en algún lugar quedo registrado que tiene que venir a buscar una gordita con tus características (nombre, apellido, color de ojos, estatura, peso, etc.) pero claro, se encuentra con la flaca y se manda a mudar!.
¿No tenés algún conocido que pueda revisar esas oficinas, y ver si encuentra aquella misión ya cumplida?.

Te digo esto porque claro, de ser mi hipótesis verdadera, seguro sentirás que no perteneces a ningún estatus, ni de gorda, ni de flaca; y si seguís insistiendo en que te tiene que venir a buscar, o pensás en auto eliminarte para terminar con esto, te puede pasar lo del tango: “ni el tiro del final te va a salir!”.

Cortala nena…, cortala!
Besos.
Rik

PD: ¿Sabes que palabra de verificación me pusieron para publicar el comentario?: GORDIFLA...jajajaja!

RECOMENZAR dijo...

Hola chicas a todas les traigo chocolate amargo en rama...
te dejo vino más besos para compartir

Persis dijo...

¡¡Las gorditas tenemos lo nuestro!!
Además, tenemos experiencia en sabores y encantos para degustar y convidar acompañados de una bebida espirtuosa (CHAU DIETA!!!)

Isabel Estercita Lew dijo...

Steki, viste como me pegó, lo que pasa que Rik se esmera mucho
Beijos

Isabel Estercita Lew dijo...

Geheugen gracias por los datos, no sabía que la cosa era tan terrible, lo que te aseguro es mi dieta no contiene ese valor calórico, de todo modos la comparación es trágica.
Besos

Isabel Estercita Lew dijo...

Eros, acepto tu invitación, a esta hora ya estoy muerta de hambre, estoy yendo…
Besitos

Isabel Estercita Lew dijo...

Gracias y muy bienvenida Luna, y la discriminación comienza desde que somos niños, a mi manera trato de pelear contra ella.
Nos leemos
Besotes

Isabel Estercita Lew dijo...

Tamasuncafe, gracias por tus palabras, creo que los temas ríspidos y fatales nos incumben.

Besos

Isabel Estercita Lew dijo...

Gracias, Mucha, que linda sonrisa!
Besotes

Isabel Estercita Lew dijo...

Esteban, gordita es más cariñoso, flaqui suena tristón.
Besitos

Isabel Estercita Lew dijo...

Haifuchi, mi linda, por suerte ya hace bastante hice las pases conmigo y querés que te diga algo, me nefrega lo de las modas.
Yo también tengo ganas de conocerte, veamos cuando esté más cerradito lo del encuentro arreglo para enganchar a alguien de la capi y voy
Hasta luego, otro abrazo fuerte

Isabel Estercita Lew dijo...

Rik, querés saber? Tengo la persona ideal para revisar el parca-service, el Muerto, es un capo y capaz que entre la parca y el Muerto nace un romance. Y no me vengas con el cuento, el que empezó con lo de las obsesiones fuiste vos, yo hice la "tarea para el hogar" portate bien, Rikito e invitame a comer.
Gordifla será tu vovozinha.

Besos pebete, andate a ver la luna

Isabel Estercita Lew dijo...

Gracias Mucha, me encanta el chocolate en rama y el buen vinito, vamos todavía, chin-chin

Isabel Estercita Lew dijo...

Persis, las gorditas son sensuales y divinas como toda mujer sensual y divina,
me encanta eso de degustar bebidas MUY espirituosas!

Besitos

TORO SALVAJE dijo...

La dictadura de la moda es una aberración.
Pero además es incomprensible.
Yo cuando veo esas mujeres tan, tan, tan delgadas.... es que no me parecen bonitas, ni atractivas.
Sinceramente, las veo horrorosas.

El relato un 10.

Besos.

Isabel Estercita Lew dijo...

Hola Torito, a mí me pasa lo mismo, no veo belleza en la delgadez, sin embargo ya me sucedió hace tiempo de aún estando flaca sentirme gorda.
Besos Torito

EL SUEÑO DE GENJI dijo...

Isabel...

Fuerte pero has dado en la Diana. ya está bien de que nos impongan patrones completamente arbitrarios de belleza, de perfección y de que se sabe más que cosas...Todo eso nos lleva a querer ser lo que no somos y a sufrir por ello. Y en el peor de los casos hasta morir por un falso sueño.

Otro de tantos...

Besos

Luna dijo...

Isabel, hola!
Me ha hecho pensar mucho lo que has escrito.
Nos hemos dejado esclavizar por las modas, que marcan las pautas de cómo debemos ser, para estar divinas.
Y funciona, claro que funciona.
No hay más que ver la cantidad de revistas, instituos de belleza, medicos especializados, están haciéndose de oro con el tema.

Muy pomposamente solemos decir que lo importante son la inteligencia, los sentimientos etc, etc.
Pero todas en mayor o menor medida solemos estar pendientes de la moda.
Y si no, parece que somos poco femeninas...
Bueno, en la justa medida está la prodencia.
Ni calvo ni con siete pelucas.
Un besito

Rodolfo Nasta dijo...

ISABEL, qué lindo lo tuyo..!! Mirá, yo tuve a lo largo de mi vida dos novias"gorditas" (quizá un poqitín más que eso...jé), y te digo que son inolvidables...
Vamos con la grasita abdominal todavía...!!!, que si no hay de donde agarrarse nos podemos caer de la vida.
Un besote para vos.
Rod

Isabel Estercita Lew dijo...

Así es Genji, pienso que hay que luchar contra estos patrones y en lo posible educar, educar y educar para que la banalidad y el marketing cotidiano, incineradores de mentes, se hundan y se estrangulen por si mismos.

Besote

Isabel Estercita Lew dijo...

Lunita, como le dije a Genji, hay que darle pelea a este asunto, educando, no dejaremos de ser femeninas por unos quilitos a más.

Besote

Isabel Estercita Lew dijo...

Rodo, que bueno, en realidad mi gordura no era física, era del bocho, sufrí mucho por eso, pero después de un largo recorrido decidí VIVIR.

Besitos

Ger Mei dijo...

me encantó el final :) Besos huacha

FRANCISCO PINZÓN BEDOYA dijo...

í em dijo "Mi abuela -que no era tuerta- me decía: / Las mujeres cuestan demasiado trabajo o no valen la pena. ¡Puebla tu sueño con las que te gusten y serán tuyas mientras descansas!", pero ¿sabes qué? No mle hice caso...

Un abrazo, me encantó leerte

Isabel Estercita Lew dijo...

Hola Ger Mei, estoy esperando que escribas, vamos, jugate
Beijos

Isabel Estercita Lew dijo...

Francisco, creo que hiciste bien en no hacerle caso a tu abuela

Cariños