lunes, 22 de marzo de 2010

CONFIGURACIONES GENOCIDAS


Voy a cambiar la configuración de Yahoo Argentina. Hoy en uno de esos títulos que a veces pelotudamente no podemos dejar de leer decía:

No toda la comida es sensual
Hay platos que nunca se deben pedir en una primera cita ¿Para vos cuáles son?


Para este título idiota mostraban la imagen de un muchacho comiendo un sánduche como algo que no debe ser hecho… Y yo me acordé de Ana y Fernando y de su sensual boda de choripanes… en aquella época solo existía la seducción, los "tips de seducción", por suerte, no habían sido inventados.

Ana era mi amiga y compañera de secundaria, y aunque ambas militábamos en diferentes boliches, nos envolvía el mismo deseo de construir un mundo mejor.
En el baño de la escuela dejábamos nuestras pintadas revolucionarias, nos fumábamos un pucho y nos contábamos sobre lo bueno que era hacer el amor después del amor, y discutíamos estrategias para la construcción de un mundo nuevo.


A Fernando lo conocí en enero del 76 en la casa de Ana, cuando ambas estudiábamos historia, la única materia que nos habíamos llevado a marzo. Nos habíamos llevado la historia oficial, en la que sin duda nos iba mal.
Ambas sabíamos que había otra historia, la que escribíamos cada día con sencillos actos de rebelión.


Corría el mes enero de 1976, y en Argentina se avecinaba el golpe militar que desaparecería con 30.000 personas, ideales, pensamientos, utopías, que encarcelaría y exiliaría a otros miles, y que privaría de identidad a 500 niños.

Mientras en un carrito de la costanera dos chorizos largaban su grasa y enfurecían el fuego, ellos no podían quitar la vista de sus ojos, que es peor que no poder dejar de mirarse, se hacían el amor, se hacían hijos, se hacían el futuro donde no cabía la miseria.
El Río de la Plata que aún podía beberse y reírse, ensayaba olas agitadas, apasionadas y lujuriosas como el deseo de Ana y Fernando, que se proponían en una rústica boda de choripanes, amor eterno mientras dure. La vida.

A partir del mes de marzo de 1976, el miedo comenzó a dar miedo, Ana y Fernando se amaban como podían y donde podían, después de panfletear la ciudad y pintar de consignas sus paredes, se encontraban en un departamento que había sido de muchos y de nadie, en un departamento posible para amarse, en un departamento ya más que visible.

Cuando los milicos irrumpieron, ella ya lo tenía a él de espermas formándole un hijo.

A Fernando lo mataron en la tortura al segundo día, a Ana la dejaron vivir hasta dar a luz.

Supimos años más tarde que era un niño, que ella lo sabía por ecografías certeras de su corazón, y que por obra de su certeza le llamaba Fernandito.



Existe un Banco Nacional de datos genéticos esperando por Fernandito y muchos otros. Quizás algún día lo encontremos, hay 101 razones para creer en eso.

La historia de nuestro país hasta hoy es esto, quisiera contar otra, pero no puedo.


Isabel Estercita Lew

36 comentarios:

SIL dijo...

En mi país por año hay 15 mil chicos que vuelan
como angelitos con sus alas por el buen aire
con la suerte y la calma de no haber conocido nada
para seguir siendo buenos quizás Dios robó esas almas

Que piensas cuando te hablo de todo lo que paso
viste que todas las cosas se saben con el tiempo
suelto y aún viviendo el católico que bendijo
ya perdió hace mucho tiempo su lugar en el cielo

Todos los días que te lleve saber como esto fue
te servirá para ser en otro tiempo algo más libre

Son las únicas palabras que te pido escuchar
si no me muero de verguenza hoy aca
a todos por igual alguien nos espera
y de cualquier manera llorarás

Que dignidad tan grande la de creer siempre en la vida
con solo ver una flor brotando entre las ruinas

Tu canción fue la rueda de los días que siguieron
tu canción fue mas lejos que la muerte que te hicieron
no tengas miedo ya dimos la vuelta al espanto
un viento algo más calmo se viene anunciando

El polvo de estas calles pone a santo con represor
pone al inocente en pena y despierta al asesino
témpano del olvido y de nunca decir nada
cuantas mirandas caídas sin ver que es lo que pasa
ningún dolor se siente mientras le toque al vecino
el que manda a matar es para sentirse mas vivo

Son mensajes del alma
herida pero bien clara sobre lo cobarde toda la verdad
ángel rubio de la muerte de que poco te sirvió
el himno, Jesús, la bandera, y el sol que te vió.


GRACIAS, mujer de carne y besos, por dejarme poner esta letra de Gieco, que es un mensaje que siempre me llegó al alma.

ABRAZO ENORME


SIL

TORO SALVAJE dijo...

Que tragedia.
Que horror.

Besos.

mimbre dijo...

Hola Estercita...
El ejercicio de la memoria tiene dos finalidades. Primera: no perderla, porque a mi entender no hay peor error que condenar al olvido todo lo vivido. Segundo: Tenerla vigente para que nunca jamás vuelvan "ellos" al poder con la anuencia de los sectores que propiciaron la llegada de ese entonces.
Me uno a tu frase final, ojala pudieramos contar otra historia...
Un abrazo enorme¡
Osvaldo

Isabel dijo...

Saltando he llegado hasta aquí , me paro porque me llama la atención lo que cuentas. Un saludo desde Cataluña

impersonem dijo...

Perdona que no me extienda en el comentario hoy, después de leer tu magnífico texto sólo me sale el llorar por todas las Anas y todos los Fernandos y todos los "Fernaditos" que fueron y siguen siendo víctimas de las "botas" asesinas de los dictadores asesinos; botas que lo único que han hecho a lo largo de la historia (de lo que da fe la historia real y no la suya oficial de Régimen) es pisotear los derechos de quienes tuvieron y tienen la valentía de oponerse a su prepotencia.

Un abrazo para ti y para tod@s l@s ARGENTIN@S que lo sufrieron... ¡por la memoria de quienes ya no están, por la fuerza de los que luchan por esa memoria!

Besos.

LUNA dijo...

Estercita, cariño, por desgracia esa historia se repite una y otra vez, desde que el mundo es mundo...

Cada generación, sufre como un lavado cerebral, que olvida... y bajo ropa de otros colores, que esconden las mismas premisas, el poder, la intolerancia, la ferocidad, los instintos más bajos, alimentados por
sentimientos de superioridad de credos, razas, riquezas, repiten las mismas atrocidades.Lo único que varía es el tiempo y el lugar.
Los demás componentes son los mismos.

Y es que el hombre es un ser muy estúpido...

Siempre me pregunto lo mismo:
No somos todos padres, hijos y tenemos miedo de que en esas atrocidades¿ nos maten al padre o al hijo?
¿O ES QUE PENSAMOS QUE LOS NUESTROS SON INMORTALES?

No tengo la respuesta....
¿Estará en uno de esos platos sensuales?
Como decimos acá ¡Hay que joderse!!!!!!

Magah dijo...

Estercita, sin palabras.
Como cuando nos conocimos, te acordàs?
Un abrazo mas grande que el de cada dìa.

miralunas dijo...

Estercita, como me gusta llamarla, es.... cómo buscar el término del todo exagerado que pueda definirla sin exageración? Es una escandolasa tormenta de verano, es la hermana mas mala de Cenecienta, es exhuberante como una flor carnívora, es una callejera injuriante y escatológica, es una muchacha salvaje, es una dama distante, es una caramelo de menta en medio de un velorio, es un dedo índice agujereandote el hombro, es un cigarrillo compartido en el baño de la escuela (cuando eso era un delito), es el cómplice perfecto para robar un banco, es una niña huèrfana enojada con su gato, es una adolescente hambrienta de sueños, es una mujer leve, encerrada en su propia torre de babel. Siempre me llamó la atención su especie de locura, su inteligencia, su alma en carne viva.
apretado abrazo en la misma idea, mi querida

Cecy dijo...

No me queda más que seguirte compañera.

Un abrazo con todo cariño.
Ya la amiga Miralunas lo ha dicho muy bien.

Besos.

Noelplebeyo dijo...

tremendo

Quidquid dijo...

Hola Estercita:
Muchas atrocidades se cometen, se han cometido y se cometerán. Somos los humanos muy salvajes en ocasiones y... por desgracia, no sabemos o no queremos corregirnos.
Cordiales saludos,
Luis

Genín dijo...

Cada vez que surge el recuerdo trágico y triste de esa página negra de la historia de Argentina, no puedo evitar que se entremezclen sentimientos de tristeza, de cólera, de venganza, de un impresionante cabreo y aborrezco eso que tengo que no he pedido nunca tener, que no depende de mi: Ser humano.
Besitos y salud

emulodeCharlot dijo...

Estercita;Todo se parece y todo pasa como el pajarito que compartimos.
Esas almas que aniquilaron los intolerantes también estan en el tiempo y no en el olvido
El que te besa es Saúl.-

Stanley Kowalski dijo...

Una historia fuerte, conmovedora, y lo que más te llega es que sea real.
Cuando comencé a leer, creí que te ibas a referir a la frivolidad de un plato de comida, mientras otros no tienen qué comer. Me sorprendiste. No hay que olvidar.

BESOTES Y BUENA SEMANA!

Colibrí dijo...

Estercita, te acompaño en el ejercicio de la memoria,
para que no olvidemos parte de nuestra historia.
Para que nos sirva en esta carrera loca que es la vida.
Para brindar amor aunque no esten,
pero si,que están, y lo estaran por siempre en nuestros corazones.
Jirones de Bandera descarnada,
en cada hijo que se perdió la Patria.
Abrazos
Ester-Colibrí

Ana dijo...

Tu Ana y tu Fernando y mi Jorge Alberto, volando con las alas cortadas sobre el Rio de la Plata, y tantos otros más, son las voces que no pudieron silenciar. Son los que hoy te soplan palabras para darnos una señal. Una señal más para que no confundamos el camino.

Una crónica de horror y bronca. Una crónica excelente.

dionisismo dijo...

hola. es la primera vez que vengo y espero no sea la última, ña historia es aterradoramente certera, eterna y dulce, ojalá fernandito lleve consigo todas esas cosas que al nacer uno no olvida,ojalá nunca se callen estas historias que lastiman, muchas gracias estercita

Adal El Hippie Viejo dijo...

Tu historia, la mía, y la de tantos más hay que contarla un millón de veces de ser necesario Estercita
porque somos muy proclives a
OLVIDAR!

EN ESTAS HORAS DE RECUERDOS Y AUSENCIA OBLIGADAS
DECIMOS:
SEGUIMOS MILITANDO POR LA VIDA Y LA JUSTICIA!!!
NI OLVIDO NI PERDÓN, JUSTICIA!!!

Las Abuelas, Las Madres y todos los familiares involucrados en esta tragedia que azotó nuestro suelo
podrían ser
nuestras Abuelas,
nuestras Madres y
nuestros familiares
solo que sobrevivimos
pero Ellas/Ellos están ahí y yo las/los abrazo y los hago míos.
Mis mas sinceros respetos para Todos!

Adal

Isabel Estercita Lew dijo...

Luna querida, en Argentina gracias al incansable trabajo de Madres, Abuelas y de varios organismos de derechos humanos, el ejercicio de la memoria, hace 34 años, es una constante. Con el tiempo se agruparon los Hijos, que son justamente los hijos de desaparecidos que pudieron salvar su pellejo y luego los Hijos apropiados. Gracias a la perseverancia de Abuelas hace 1 mes se recuperó el nieto: 101.
Te dejo el link para que lo veas http://www.abuelas.org.ar/comunicados/restituciones/c42.htm


Otra cosa importante es cada vez más juventud se suma a nuestras marchas del día 24 y hay gran actividad en todo el país, a duras penas siguen los juicios legales, pues en el juicio social ya fueron declarados culpables de genocidio.
Con orgullo te digo que al menos, en lo que a esto respecta, no nos vamos a joder.

Besoooos

Sol dijo...

Hacemos bien en recordar... hacemos bien en no olvidar!!!
Esos niños que hoy son hombres estan siendo recuperados cada dia, por suerte y para sus verdaderas familias!!!
Besos cielo, llenos de luz que no te falta!!!

Ana dijo...

No puedo escribir nada, no me da el cuero. Escuché y volví a esuchar el último discurso de Salvador Allende en la Moneda. Nos hablamos con amigos y nos acordamos de amigos.

Nada, nena, que la vida sigue y es tan linda!

Un beso fuerte.

tomasuncafe dijo...

tenemos una historia en carne viva
y un presente en sangre,
un abrazo

Luis dijo...

Un relato brillante!!!!!!!
Tengo que agradecerte el maravilloso recuerdo y la emoción que me provocó

A.Tapadinhas dijo...

É uma tragédia o que contas, mas que só alguns conseguem imaginar...

Por cá, já podemos olhar o nosso passado sem vergonha e o nosso futuro com confiança...

Para todos haverá sempre um 25 de Abril...

Beijo,
António

El Viejo @gustín dijo...

Hagamos lo posible para que no se repita.

un beso Estercita

PAOLA dijo...

Hola, llego hasta aquí por amigos en común, también adherí al homenaje, como pude, como creí, como me salió.
Tal vez podamos visitarbnos virtualmente, si es así, serás bienvenida.
Admiro tu entereza.
Saludos

magu dijo...

ESTERCITA

Si, es tristísimo, tristísimo
¿lo pudieron rescatar a Fernandito?

el sábado me invitaron a ver una obra de teatro en la ex ESMA. No me animo a entrar, me costaría ver una obra en ese lugar. pero tla vez vaya igual, te mando la invitación por tu mail ESTERCITA, tal vez quieras venir y nos vemos
un abrazo
magù

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

Ay mi querida Estercita, cuanto dolor y verguenza. Tu Fernando y tu Ana seguramente andan de la mano mirandose a los ojos aún. Como debe andar mi amigo Juan Pablo o Miguelito, abrazados y caminando de noche, con un solo sueño el de ser libres. Yo los llevo en mi corazón donde siempre serán libres. Hoy agrego a Fernando y Ana. Ayer lloré, si lloré a moco tendido, vi esos rostros de las madres, las caras de esos hijos ya recuperados que aún tienen el golpe del horror en su miradas (solo con mirar los rostros de esas abuelas y madres en la foto que subiste, está todo dicho). Por eso "la memoria" siempre será la barrera para que no vuelva a suceder, no olvidar, para que sus vidas al menos no hayan sido perdidas en vano.Y apartir de ahora, pondré toda mi fé en Fernandito para que sus papás Fernando y Ana dejen de mirarse a los ojos y empiecen a sonreir. Te admiro y aprendí a quererte y agradezco a Miralunas que ha dicho de vos todo lo que yo no hubiese podido escribir. Te beso y te abrazo compañera de emociones.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Las verdades nunca deben olvidarse...

Saludos y un abrazo enorme.

Carla dijo...

Que terrible. Has escrito un excelente post. No puedo imaginarme lo que debe haber sido vivir en esa época y tener personas conocidas desaparecidas.

zarina dijo...

Una intensa e interesante reflexión nos dejas donde se manifiesta con claridad tu estado de ánimo. Me gusta tu prosa
A pesasr del tema, lo disfruté leyendo.

Que te lleguen mis saludos.
Un beso
Amalia

Rud dijo...

¡Oh, qué triste! Isabel Estercita, escribes muy bien, esas noticias las he leído algunas veces y trato de no ahondar pues soy una sentimental. Pero en realidad es bueno denunciar los abusos con la esperanza de que no vuelvan a cometerse.
Cordiales saludos

Isabel dijo...

Poco que decir y mucho que sentir. Leía tus renglones y son lo que sabemos de esa gran tierra la tuya.En todas las guerras hay desaparecidos y las maneras son múltiples el ser humana llega a ser realmente cruel.
Gracias por tu visita y un abrazo

maracuyá dijo...

Estercita, hoy me voy en silencio.
Sé que me entendés.

Gracias por tu voz. Te quiero.
Beso

EL SUEÑO DE GENJI dijo...

Créeme que siempre he sido muy escéptico al oir decir a sabios eruditos dque lo que nos hace diferentes de los animales es nuestra capacidad de razonar. Es cierto que gracias a ese poder de razocinio hemos sido capaces de mucho...De amar y gozar del amor entre muchas cosas. Pero, justamente ha sido esa capacidad de razocinio la que nos ha hecho crueles, despiadados, seres sin alma...

Siempre he creido que los animales tienen alma. Todos ellos, sin excepción. Pero dudo mucho que todos los humanos la tengamos. De lo contrario no podrían ocurrir estas cosas tan crueles, tan viles.

A pesar de leer sobre vuestra historia más reciente, a pesar de saber cada día más y más de los horrores cometidos por vuestra dictadura (como los cometidos por la nuestra), todo lo contado no deja de ser historia hasta que se le ponen nombres y apellidos. Caras y manos, olores...vivencias que simplemente y por desgracia ya son solo ahora recuerdo.

Amiga, tu recuerdo y el no olvidar son parte de la pervivencia de su alma entre nosotros.

Un beso amiga mía, Un beso.

Isabel Estercita Lew dijo...

Esta entrada para mí fue muy dolorosa y realmente les agradezco a todos...

Jugados cada uno de los comentarios, se que no fue fácil

Besos