lunes, 5 de julio de 2010

Un BEODO DISCURSANTE GENÉRICO




No hay nada más insólito que un rayo perdido en una noche estrellada,

esto, siempre y cuando no acierte mi cabeza,

pues entonces sería definitivo.

Gono Rea Lew


El discursante se había embriagado y para despabilarse le echó más vino a la leña o más fuego al vino y en el vacío de lo que nunca fue nada se fueron derrumbando sus proclamas, sus énfasis y alguna que otra coma o punto sin límite mínimo de la extensión que se considera sin longitud, latitud ni profundidad.


Ahora sin predeterminaciones ni estereotipos y con todas, menos una, botellas vacías, el margen de raciocinio se le había turbado y puesto en riesgo y a riesgo de todo margen arriesgado, debía apelar a un tipo de pensamiento nuevo y como de nuevo nada había, se bebió el último vino, el corcho y la botella echa trizas en el piso de bronca de sí o de todos, que era lo mismo y por supuesto le daba igual.



Isabel Estercita Lew

22 comentarios:

Isabel Estercita Lew dijo...

No tengo ganas de acaramelarme con palabras pero realmente los extrañé, vengo de a poco y como puedo, con ganas y toda la pelotudez que me cabe.
Gracias y besos llenos de besos 

TORO SALVAJE dijo...

La mayoría de los discursantes que conozco no tienen raciocinio alguno.

Son loros de repetición.

Besos.

Noelplebeyo dijo...

el reto es q lo repitan al día siguiente, exactamente igual

Besos

Cristina dijo...

Qué bueno que volviste ! La leña necesitaba más vino, y el vino pedía más fuego.

Maravillosa la pelotudez que te cabe.

Un abrazo

Cris

Ana dijo...

Hola Lew!! Qué tal Los Santos Pablos?
Bienvenida al vacío de lo que siempre fue nada.(Modificación a cargo de la presente)
Un abrazo fuerte.

PABLO FRANKO dijo...

Me gusto mucho che. Esta cosa tipo trompada con un aire bukowskiano que aqui has echado me encanta. Beso y bienvenida

miralunas dijo...

Loca querida, usté nunca vuelve de a poco y ya querría yo tener su pelotudez.

este beodo discursante es un buen punch para este lunes sibilante!

bienvenia a mis ojos y mi corazón!

Cecy dijo...

Volviste Pebeta.
Que linda! Y con todo por lo que leo.

Un abrazon de aquellos!

SIL dijo...

Bienvenida.
Con todo y cualquier discurso.
Con puntos y comas, o sin ellos.
Con discursantes beodos o no tanto, igual dicen lo mismo.

Todo rayo que no te pega, te fortalece... :)

Me alegra que estés de vuelta.

ABRAZO SIN FIN

SIL

El Viejo @gustín dijo...

para los rayos es buena la colita rutera!!! Je.
quien se ha tomado todo el vino...

bjs Estercita
y bienvenida a pesar que de seguro te pasa como a mi, cada vez que se vuelve de Brazil, no se vuelve se viene a la Argentina...

Genín dijo...

A veces, estando peo, a algunos les salen mejor las cosas, obviamente, este no es uno de esos...
Besitos de bienvenida y salud

HUMO dijo...

Mientras de vez en cuando postees estas maravillas, por mi , encantada de leerte!

Sos genial Estercita, tenía razón Mi amiga!

cariños!

=) HUMO

Isabel Estercita Lew dijo...

Bienvenida Humo!

magu dijo...

ESTERCITA
Yo también te extrañé, sos medio madraza, o madraza del todo.
El escritor embriagado no sé si me causó pena o risa, o un poco de las dos cosas. Cuando yo trabajaba de operaria telefónica en una época, siempre tomaba valeriana para no atender nerviosa, jajaj pero un día lo mezclé con vino y los clientes decían por el tubo: ésta se tomó un frasco entero de lexotanil. las palabras me patinaban.
bue besote
magú

Ana dijo...

Skot Penn alguna vez me dijo que, en nuestro discurso, no hacemos más que repetir libretos aprendidos. Gemiría con tu texto.
Cuando se me pase esta congestión total lo leeré otra vez. Por ahora me voy despacito a la cama, moqueando y en puntas de pie para evitar tajos con los vidrios.
Un abrazo, Lew

Ana dijo...

Léase Zkot Pen. O como se quiera.

Steki dijo...

A que yo sé de quién es esa patita que veo en tu foto? Amados nuestros nietos, compañera abuela!
Bienvenida!
Besotes,
STEKI.

Pamela dijo...

Siempre es bueno sentirte cerca hermosa Esthercita. No rompas demasiadas botellas, guárdalas , que sirven para hacer más vasos o esas aplastadas que venden en las ferias

Horacio dijo...

Bienvenida!!, me gustó la idea de echarle más leña al vino, para dejar turbado al raciocinio por un rato y disfrutar de un buen trago.

mimbre dijo...

Hola Estercita...
Placer de leerte, nuevamente,con este gancho al higado digno de Ali... dijera el DT.
Me recuerda esa sensación tan particular, cuando me acodaba una ginebra, para expulsar el frio ambiente que calaba hondo en las gelidas pampas Argentinas...Mescla rara de haberte tragado un tizón y el placer de sentir como recorria toda la superficie del triperio interno¡¡
Gracias, AMIGA MIA, por tus conceptos¡ Son los sesenta y dos carnavales y las facturas que me pasa la vida lo que me hacen temer¡
Un abrazo enorme
Osvaldo

Rud dijo...

Hola, Isabel Estercita
Según el primer párrafo, el personaje estaba tan borracho que daba lo mismo si ingería el licor o se lo ponía al fuego, pues en definitiva esto último es lo que ha de sentir quien bebe en demasía.

Me parece que los pobres alcohólicos sufren de una soledad innata, son de aquellos que se sienten solos en medio de la multitud.
Siempre me ha parecido muy interesante tu estilo.
Cordiales saludos y un gran abrazo.
P.D.
Veo que ha habido un cambio en tu vida, me alegra por ti :)

Marcelo dijo...

Es obligación del discursante echar más leña al vino o más vino al discurso o no sé que carajo, porque si no ladie escucha el discurso, porque como todos sabemos los discursos y los sermones están hechos para no ser escuchados.
Mozo!
La foto es preciosa!!!