domingo, 19 de abril de 2009

LLUVIA DE PAJAROS




"La famosa cantante de óperas Susana Marchi incendia su casa. Su amante Jack Cartola, muere en la tragedia".

Se conocieron en el Teatro Colón el día de "La lluvia de alas"; día totalmente extraño, al que ni científicos, ni curanderos le encontraron explicación.
La lluvia de alas, fue una tormenta de pájaros que sacudió a Buenos Aires durante un día. Millares de pájaros invadieron la ciudad enloquecidos. Se estrellaban contra cristales, paredes y puertas, desvalidos del don del poso. Las personas se protegían con todo lo que tuviesen a mano, o con las propias manos. Al estrellarse los cuerpos de las aves caían, aunque las alas continuaban volando.
El atardecer sorprendió a la ciudad con un cielo alado, de colores tan variado como lo era el plumaje de todas las aves del mundo.
Los pájaros atravesaron los vidrios del Teatro Colón y uno de ellos entró en la boca de Susana Marchi, una mujer obesa y aprisionada en su propio cuerpo que ahora estático no reaccionaba. Impedida de expulsar al pájaro, se asfixiaba.
Jack la vio, corrió hacia ella y practicando una maniobra tenaz y certera, extrajo el pájaro de su boca, devolviéndole el aliento. Jack acabada de realizar el primer acto heroico de su vida, aunque irónicamente había salvado a su verdugo.
Se enlazaron en un vértigo inusitado, como si sus almas hubieran vagado por los mundos desde tiempos primitivos a la espera de este encuentro.

Pese a sus treinta años, Susana Marchi descubría por primera vez el placer del amor. Había vivido empacada en un baúl de emociones contenidas, y ahora, entre plumas y alas, su cuerpo flotaba junto al de él.

El bohemio Jack era un personaje promiscuo de La Belle Époque. Jugaba, bebía y fumaba demasiado. Había participado de las orgías más excéntricas, con todo, en sus cincuenta años de excesos, jamás conoció el amor.
Bañados de plumas, corrieron de alas dadas hasta la casa de Jack; allí permanecieron durante cinco días y cinco noches, alimentándose de ellos.
Cuando la cantante retornó al teatro, deslumbró a los integrantes de la orquesta con la rara belleza que la envolvía. Frente a millares de espectadores ansiosos, la figura solemne de Susana Marchi se dirigió hacia el centro del palco. Los violines y violonchelos tocaron la armoniosa introducción. Su diafragma se abrió transportando el aire hacia sus cuerdas insuperables, su boca dibujando una “O” pronunciada, se dispuso a emitir la nota aguda de Signor ascolta.
Un silencio pavoroso invadió el espacio, su boca se movía callada, sin canto. Susana Marchi había perdido la voz.

En el desorden de la cama ella lo devoraba. Aquella noche supo que debía pagarle a los dioses el precio de su pasión, y si de eso se trataba, lo aprovecharía hasta el desmayo.
La intensidad amaneció sin vida, las plumas se fueron quemando junto con su amor.
Susana Marchi recuperó su voz, pero nunca más se atrevió a volar.


Isabel Estercita Lew

33 comentarios:

Isabel Estercita Lew dijo...

Este cuento lo escribí hace bastante inspirada en mi frustrada profesora de canto.
Espero que lo disfruten o por lo menos que lo vuelen.

Estercita sin H

Ninguém dijo...

A precisão poética de cada palavra, tecendo uma fábula de extrema beleza, encantada! Apenas pessoas que têm revoadas de pássaros na alma poderiam escrever assim...
Parabéns!
Obrigado

Isabel Estercita Lew dijo...

Muito obrigada, Felipe, não consigo chamar você de Ninguém. Gostaria de saber o porquê desse apelido.

Beijos

Magah dijo...

Estercita, hubiera querido que algo de tu cuento fuera verdad. Quedé atontada leyendo la historia.

Chapeaux amoga!

Magah

Isabel Estercita Lew dijo...

En serio Magah? Bueno, unos pases mágicos y ahora algo de la historia es verdad, elegí la parte que quieras.

Besotes

Cecy dijo...

Me gusto estercita.
comparto lo que dice magah.

Sabes que no me apareces cuando actualizas, (snif), te enlace.
Espero no perderme nada mas.

Te dejo un beso, y tambien teextrañaba pero ya se porque, ;)

Anabel Botella dijo...

Un bello relato, aunque triste. Si eso tiene parte de verdad, tu voz habla por las palabras que escribes. No me imagino que tu voz no sea hermosa, pues tus relatos los son.
Ha sido un placer leerte.
Saludos desde La ventana de los sueños, blog literario

Isabel Estercita Lew dijo...

Hola Cecy, lo de las actualizaciones es un tema, María Rosa me dijo lo mismo, no se me ocurre que hacer para esto. Técnicos Ayuda!!!

Besotes

Isabel Estercita Lew dijo...

Anabel, muy hermoso tu comentario, me ha levantado el ánimo de este lunes que le cuesta arrancar.
Un beso

Dante dijo...

Precioso y sentido relato, corazón. Un historia conmovedora. Fue un gustazo leerlo y leerte. Dejo un beso.

Colibrí dijo...

Estercita, me gusta todo lo referente a los pájaros, hice un par de afoorismos sobre ellos y suelo en mi poesía hablar de palomas o colibries. Será porque amo la libertad que ellos poseen.
Un buen cuento el tuyo, siempre me sorprendes.
abrazos
Ester-Colibrí

esteban lob dijo...

¿Perder la voz?
Antes la vida.

Isabel Estercita Lew dijo...

Muchas gracias Dante, que bueno que te haya gustado.
Besotes, nos leemos

Isabel Estercita Lew dijo...

EsterColibrí, vi tu vuelo, tus pájaros, hermoso, gracias por estar
Besote

Isabel Estercita Lew dijo...

Esteban, la pobre protagonista la perdió atragantada de amor

Te mando un beso

TORO SALVAJE dijo...

Lo he disfrutado.
Es muy bueno.
Me ha gustado mucho.

Te felicito.

Besos.

Isabel Estercita Lew dijo...

Hola Torito, me alegra mucho que lo hayas disfrutado.

Besotes

emulodeCharlot dijo...

Estercitä mi reina:Seguís siendo
poeta y escritora y ahora con la
bibliografía a cuestas.Esa cantante que se quedò sin voz.
Te digo que nuestras voces nunca se apagan porque llegan de la inspiración.
Y te sigo besando..Saúl-

Isabel Estercita Lew dijo...

Mi lord, estoy segura de que nuestras voces no se apagan, al menos eso espero de la mía que anda un poco ronca, igual te voy a cantar un samba, escuchás???

Te beso

Haifa dijo...

Hola Nena! perdon la demora en pasar, es que no me aparecía la actualización, buuuuuu :O(.
Me gustó mucho el cuento, sos muy descriptiva. Al principio recordaba la película "Birds", y me hice la misma escena en blanco y negro pero con el Colón de fondo jaja.
Que extraña pareja la de tu cuento y la história de amor es fuera de lo convencional. QUe lindo leer algo creativo, con vida! porque todas las histórias de amor suelen ser cuadradas y previsibles.
Un abrazo!

Marcelo dijo...

Lo disfruté y lo volé!

Isabel Estercita Lew dijo...

Hola Haifa, todos me dicen lo mismo del bendito tema de las actualizaciones NECESITO UN CIBER BLOGUER TÉCNICO!
Las parejas estilo las del cuento existen y siempre me llamaron mucho la atención, cada tanto me acuerdo de alguna que me inspira. Buenísimo que te haya gustado, estoy chocha!
Besotes

Isabel Estercita Lew dijo...

Mace, con alas o sin?

Rodolfo Nasta dijo...

ESTERCITA: tu cuento acaba de hacerme atragantar el almuerzo. En él me paseaste de Cortázar a Hitchcock... ¡Y justa acababa de comerme un rico pollito..! Revisé prolijamente mi boca. Por suerte no había plumas...
Maestra de lo hermoso y lo fantástico.. ¡gracias por algo tan mágico!
Un beso grande
Rodolfo

Isabel Estercita Lew dijo...

Hola Rodolfo, como estás garoto, por lo que me decís atragantao, jaja, menos más que no te quedaron plumitas. Gracias por tu comentario tan estimulante, así da gusto volar y escribir.

Un beso enorme

SOL dijo...

Hola Estercita.. tarde pero llegue... es que en estos dias estoy a full... pero tengo mucho que preguntarte sobre este maravilloso relato... decis que te basaste en tu profe.. ok.. hasta ahí todo bien, la historia me emociocó y me entristeció por razones obvias una mujer que se atraganta de amor... que al final termina sin el...
pero lo que escribiste debajo de la imagen ... es cierto???
O tambien es ficción!!!
Contestame aca .. despues paso a ver la respuesta si???
Besos cielo, que bueno es saber escribir y transmitir como lo haces vos... !!
Besos llenos de luz cielin!!!
Termina bello el dia!!!

Isabel Estercita Lew dijo...

Hola mi Solcito hermoso, bueno, yo también estoy a full y recién llego. Vamos por partes, lo de la famosa cantante de ópera que incendia su casa etc… es parte de la ficción, ahora lo que no es cuento es lo de la profe de canto, era una gordita apasionada, no podía ver un pantalón sin que le salga un falsete, por mi lado la figura de esa mujer no dejaba de asombrarme, hubiera seguido estudiando con ella, pero sin duda, lo lírico no era lo mío.
Te mando muchos besitos mi Solcito, y que comencemos un hermoso día!

Sil dijo...

Aquí estoy amiga,
de artes, sé nada,
y en utopías,jamás he creído.
Y vivo con las alas heridas...

Qué mejor que abrir este botiquín para ver si mejoro en esas carencias !!!!!

BESOS MUCHOS

Isabel Estercita Lew dijo...

Sil, sos una loquita linda, a veces, no siempre, la vida me demuestra que está hecha de utopías que llevadas a la realidad dejan de serlo y te cuento un secreto para que no se entere nadie, a mi amiga que nunca soy yo, hace unos días la volteó una utopía.
Chau, ah, me olvidaba, el mejor remedio para alas heridas son las caricias diarias y constantes de uno mismo o de quien sea.
Besos y abrazos

Eros dijo...

Como no volarlo desde la primera letra a la ultima corazon, con el vuelo y tus aromas desparramados aca..
Un camino de besos para vos..
Eros....

Isabel Estercita Lew dijo...

Entonces volemos, Eros, alas no nos faltan.

Un beso enorme

ade dijo...

- Pobre, porque no buscó más pajaros? que bueno hubiese sido disfrutar de las alas, del canto y de la pasión. Combo perfecto. Besos. Ade

Isabel Estercita Lew dijo...

Hola Ade, supongo que tenía miedo, el amor la atragantó y se la perdió.

Besotes