martes, 10 de noviembre de 2009

LAS HEMORROIDES GLAMOROSAS


Mi amigo Justo Glen volvió a visitarme luego de su pésima última experiencia en el Ministerio de Aguante a la PachaMama.


Lo noté muy bien predispuesto y pese a la excentricidad de sus ropas autóctonamente globales, se veía elegante. Pero la verdad es que entre sus relatos de viaje, incluyendo un viaje al fondo de la tierra, me distraía bastante su forma de sentarse de lado, y como no podía seguirlo con la intensidad que merecía decidí interrumpirlo y preguntarle el motivo.

Me contó que al regresar del fondo de tierra, donde pasó casi una semana prácticamente sin agua ni alimentos debido a la gran contaminación, se refugió durante unos días en el Valle de los Pimientos, uno de los pocos territorios vírgenes que se conservar en nuestro planeta gracias a su poder de invisibilizarse frente a predadores potenciales.

Como bien lo indica su nombre, el Valle de los Pimientos está plagado de pimientos, pimientos de todo tipo y color, pimientos vegetales, pimientos animales, pimientos humanos y sobre todo pimientos picantes.


Justo Glen se pudo adaptar rápidamente a las inclemencias del ardor, y hasta aprendió en ese breve tiempo a controlar su necesidad orgánica de rascarse la terrible picazón consumiendo cada vez más picantes.


Imprevistamente durante su estadía en el Valle de los Pimientos, debieron exiliarse los Wasabi, unos amigos enraizados en las tierras del oriente que fueron atacados por poderosos cañones cargados de salsa de soja, milanesa de soja y brotes de soja.

Pero por suerte mi amigo Justo Glen no sufrió de trastornos gástricos, tan solo unas dilataciones venosas en las paredes del recto y del ano que le recordaban a todo momento la riqueza vivida en sus últimas experiencias.


Para agasajar a mi amigo, decidí prepararle una comida a la altura de su relato y experiencia gastronómica. Le hice una tortilla de Jrein o Krein, rábano picante de las pascuas hebreas, y ajo salvaje.


A Glen le encantó mi receta y jactándose de sus hemorroides glamorosas acabó comiendo mi conocido postre, Frutillas con Pimienta, entre lágrimas y de pié.



Isabel Estercita Lew

36 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Agggggggggggggggggggggg

Esthercitaaaaaaaaaaa!!!!!!!!!!!!!

geheugen dijo...

UY!! un post que trae cola!!
La verdad es que hace saltar la vena de hilarante.
Se ofrece una cura muy tradicional para estos casos...
habrá que ver si Justo encuentra la justa y se deja.

Ovación de Pie...Obligada!!

ESPECTACULAR REINA!!!

Noelplebeyo dijo...

Dios !!!! aguantó? !!!

LUNA dijo...

Cada uno se jacta de lo que puede.......¿no?
Besitos

Sol - Imaginario Desesperación dijo...

Ja ja ja, no sabía si reirme o llorar Estercita, generaste una dicotomía de sensaciones. Muy bueno.
CAriños!

Pamela dijo...

Ayyy! me duele el culo!!! qué mala que puedes llegar a ser, mira que prepararle un potaje de jrein!!!

Cecy dijo...

Estercita!
Esto de glamoroso, poco y nada.
Y tu amigo, como se encuentra despues de tal ofrenda gastronomica?

Eres terrible.

Besos, pebeta.

El sereno de los faros dijo...

que buen librito ese de la frutilla con pimienta...aunque nada dice de hemorroides y si de glamourrrrrrr.
Por cierto, ese amigo tuyo no habrá pasado por la cantina del pesto perdurable?

besojos,

Cristina dijo...

¡Tus entradas son una caja de sorpresas!
¡¡¡Me encantó!!!
Tu amigo Justo es de esos funcionarios ministeriales que no tienen el culo pegado a la silla, sino que lo arriesga. Así da gusto la burocracia.
Lo glamoroso de las hemorroides, como la estirpe, viene de origen.
Las ganadas en un triste tránsito lento son unas tristes hemorroides. Las del Valle de los Pimientos , en cambio, han sido ganadas al sabor y al picor,con resistencia, y por eso bien logradas.
Desopilante lo de la soja!!!
Aplausos para vos y baños de asiento para tu amigo

Besos y abrazos picantes como ají putaparió

SIL dijo...

Tuve que leer el post de parada.

Duele, che, duele cuando entra, duele cuando sale (el mensaje literario, digo , echhhh)

Besos, glamorosa re- ídola.

Pd: Te sobraron frutillas...?

ade dijo...

- Jajaja, lo mataste pobre, pero aguanto como un heroe, jajaja. Besitos. Ade

Posmoderna dijo...

Ahora el pobre debera tomar de por vida aguita de manzanilla.

Magah dijo...

jajaja... increíble!
me dió un poco de impresión!

Sos única Estercita y como dice Cris, baños de asiento para tu amigo, aplausos para vos, por atrevida, por ocurrente!

Besos

MAGAH

Marcelo dijo...

El Valle de los Pimientos, queda en yanyoré y san luis?

Isabel Estercita Lew dijo...

Torito, no seas espamentoso y te devuelvo la "H", no la quiero y no me gusta

:P

Isabel Estercita Lew dijo...

Jaja Geheugen, esa sí que fue buena, estás con todas las pilas, pero sentate nomás, nosotras estamos vacunadas

Besos

Isabel Estercita Lew dijo...

Aguantó Noel, y repitió :)

Isabel Estercita Lew dijo...

Claro Lunita, Justo es así

Besos

Isabel Estercita Lew dijo...

Sol, podés reirte nomás, total el que está jodido es Justo
Besos

Isabel Estercita Lew dijo...

Jajajaja Pamela escandalosa, qué te contagiaste? No, ya sé queres un poquito de jrein, te lo preparo

Besos hermanita

Isabel Estercita Lew dijo...

Cecy linda, el glamour tiene varias caras o varios culos jajajaja

Beijos

Isabel Estercita Lew dijo...

Claro Sereno, no lo viste? estaba sentado en la mesa de al lado, es el se prendió al corito de que la muestre

Isabel Estercita Lew dijo...

Creo que sí Cris, una caja que se va de mambo!
Por lo visto a Justo le sacaste el perfil a la perfección, le voy a transmitir tus consejos loca linda

Besooooooooo

Isabel Estercita Lew dijo...

Jajaja Lapi, podés sentarte, sí, me imaginé que se trataba del mensaje literario, no literal

Besos genia

Isabel Estercita Lew dijo...

Viste Ade, es un valiente de primera línea, pongo las manos en el fuego
Ayyyyy

Isabel Estercita Lew dijo...

Agüita de manzana? esa no la tenía Posmoderna, entre todos me están haciendo de un libro de recetas hemorroidales

Isabel Estercita Lew dijo...

Magahita, no me digas esas cosas que me pongo colorada, ya sabés que soy tímida :)

Besotes

Isabel Estercita Lew dijo...

Sí Marce y como le dije al Sereno es uno de los que estaba en la mesa de al lado, vio?

El Hippie Viejo dijo...

ay Estercita, como creo que ya te lo dije con anterioridad
uno entra aquí y puede llegar a reír
y tambien a llorar.
En este caso me reí,
me causó mucha gracia tu escrito...y tambien el comentario de algunos de tus lectores(el de Cristina es genial!)

Deseo tengas un hermoso día!

besos

Adal

Isabel Estercita Lew dijo...

me encanta que te hayas reído Adal, a todos nos viene bien.
Y lo más loco es que no sé por qué pero los temas que se asoman a lo escatológico dan margen a este tipo de comentarios, ocurrentes y graciosos.
La Cris es genial, te la recomiendo

Besos

Quidquid dijo...

Hola Estercita:
Tema muy importante el "almorráneo"...
Hay una serie de productos que van muy bien para las almorranas... pomadas hemorroidales que evitan los picores! Hay otra solución... ¡no comer picantes!...
Y si los comes: "Ajo y agua" (ajorobarse y aguantarse)
Un cordial saludo,
Luis

lisebe dijo...

jajaj Estercita !! vaya temita!! doloroso

Genial!!

Besossss

Sol dijo...

Ayyy Estercita me hiciste acordar a un amigo que no hace mucho se opero de las susodichas... jajjaj
Y cuando lo fui a ver estaba boca abajo en el sanatorio... no aguantaba de la risa... y mi pobre amigo sufriendo, pero creo que si podia sacarme a escobazos.. lo hacia!!!
Que dolor... y a mi que me encantan las comidas biennnnnnnn condimentadas...!!!
Perdón cielo, si tarde en pasar o si me perdi algun post, es que la verdad tenia la mente a punto de estallar, ya sabes, en esta epoca del año se hace sentir el cansancio, sobre todo el mental... ese si que hay que cuidarlo...
Besos llenos de luz, nos estamos leyendo si???

miralunas dijo...

jua........... atrevida, osada, irreverente!
dejame un lugarcito al lado tuyo, loca!

Elena dijo...

Las hemorroides de tu amigo muy agradecidas, juajua

Marina-Emer dijo...

yo de momento te sigo
un abrazo
Marina