lunes, 26 de abril de 2010

CORDURA SIN SOMBRERO


A Jacobo Fijman


Por las calles festejan los sombreros la alegría de andar sin sus cabezas.
Y las viseras que perdieron a sus boinas, que perdieron el sol y se perdieron de vista, se van uniendo a la fiesta.


Pueden verse sombreros fálicos, sombreros ávidos, sombreros de paja
y hasta pajas constantes sin cabeza que se sacan el sombrero.


Sombreros de copa o corona, ala o borde, banda suave y banda o cinturón,
sombreros con viseras.


Pero ninguno de ellos tiene vísceras como él, y esas "Cs" que le faltan lo son todo,
"Cs" de vísCeras, "Cs" de Cris, "Cs" de culos, "Cs" de cabezas y "C" de corazón.


Se ven tantos sombreros festivos parecidos a él desfilando por la alegre pasarela sin cabeza.



Pero él está fuera de la fiesta, más solo que nunca,
sin sombrero, sin proyectos, sin lástima de sí, aunque con toda la cordura puesta para elegir el momento de volverse loco.




Isabel Estercita Lew

33 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Es que hay muchas cabezas que solo sirven para llevar sombrero.
Son envases vacíos.

Besos.

Noelplebeyo dijo...

Se ponen el sombrero para disimular su falta de cabeza

Besos

Cristina dijo...

Dicen que por asistir a esta fiesta callejera de alegrías sin cabeza, y aprovechando el viento de otoño, se volaron todos los sombreros de la Sombrera del bosque de Gulubú, y hasta los del Sombrerero Loco del País de las Maravillas.
¡DeliCioSo relato, estremeCedor hasta las vísCeras, Culo, Cabeza y Corazón!
Con muchas C de EsterCita!!!
Besos

Magah dijo...

Que mejor para esos sombreros, en definitiva los nuestros, que liberarse nada mas y nada menos que de nuestras cabezas.
Ya mismo largo al mìo por la ventana para que se pegue un buen paseo sin la carga de soportar mi cabeza.

Exelente Estercita y vamos por la feijoada!

Cecy dijo...

Mejor sombrero de fiesta que puesto.
Mejor sombrero contento que en cabeza de malicia.

Y vamos por la feijoada...
Estercita me gustará???

Besotes pebeta.

Ana dijo...

Gracias Estercita. Vaya a todos y cada uno de los que están encerrados - a causa de su "locura"- expiando, de algún modo la locura de los que estamos "afuera".

JACOBO FIJMAN
POETA EN HOSPICIO.
(1898.Besarabia. Rusia – 1970.Hospital Borda. Bs.As. Argentina).
Por Lic. Karina L. De Carlo*.
Psicóloga
Ex residente –ex jefa de residentes Hospital J.T. Borda.

¿Por qué Jacobo Fijman?
Porque es un poeta olvidado o poco conocido de nuestra literatura.
Porque es necesario rescatarlo del anonimato en el cual vivió y murió.
Porque fue un artista.
Porque vivió y murió en nuestro hospital.
Porque nos dejó un estilo de escritura, una forma de soportar la locura y el encierro.
Porque no soportaba esta sociedad de “hipócritas, mandapartes y malandras”.
Porque nuestra biblioteca lleva su nombre que perdurará por siempre.

______________________


¿Por qué está internado en este sitio?
Según los médicos debido a que estoy enfermo. Trastornos mentales. Yo creo sin embrago que la mayoría de la gente padece de trastornos mentales, incluso los propios médicos. El que más o el que menos padece de psicosis. Y es que alguien sabe lo que es el alma, lo que es el intelecto? En el año 1942 me aplicaron electroshock. Se ve que querían sacarme la enfermedad del cuerpo. Pero yo no me quejo. Los médicos son buenos, hacen lo que pueden. Recetan, dan consejos... Y además si me fuera de acá ¿adonde iría?. No tengo nada, no tengo a nadie.

¿Se siente un enfermo mental?
No. Rotundamente. No. En primer lugar porque tengo intelecto agente y paciente. Y mis obras prueban que no sólo soy hombre de razón, sino de razón de gracia. Los médicos no entienden esas cosas. Se portan fácilmente bien. Pero no pueden ser lo que no son. Simplemente toman la temperatura de la piel. Dan pastillas, inyecciones, como si se tratara de un almacén. Y olvidan que en el fondo es una cuestión moral. Y es que no conozco a nadie que pueda entender la mente. Sin embargo no los odio. Hacen lo que pueden. Lo terrible es que nos traen para que uno no se muera por la calle. Y luego todos nos morimos aquí.

______________________

To be or not to be. Máximo Simpson.

Yo quise ser un rojo violín desorbitado,
un ex abrupto eterno,
un jardín de magnolias o una tromba,
y sólo soy ahora profesor de nostalgias,
edecán del otoño pesaroso.

Yo quise ser el mar,
o tal vez quise ser lo que no quise,
un triángulo isósceles o un trueno,
o una momia egipcia
con su paz infinita, imperturbable.

Eso quise tal vez en mi constancia,
en mi apuro, en mi afán, en mi zozobra,
quise ser el revés, la mano izquierda,
el costado de mí, mi renegado,
y sólo soy mi tú, mi pobre mí,
un pronombre ya exhausto,
un posesivo huérfano, un despojado mi.

Eso quise tal vez,
y sólo soy ahora mi vecino,
apenas mi perfil, mi suroeste,
mi terco lateral:
estoy en la adyacencia limítrofe de mí,
y siento desazón, me extraño mucho.

Ricardo Musso dijo...

La razón de ser de los sombreros es la existencia de cabezas.
Al igual que las rodilleras lo son las rodillas, y de los zapatos, los pies.

El motivo de su uso, va en quién los usa.
Mejor dicho, de lo que elucubra lo que está en el interior de esa cabeza.

Los que no logro imaginar es un mundo sin cabezas…, por ende no lo percibo sin sombreros!.

Perdón Estercita.

Aniuska.

¿Por qué haces apología de la locura?.
Si JACOBO FIJMAN se expresaba como relatás…, mínga de loco estaba!.

Yo también conozco bien el Borda querida amiga!.

Besos a ambas.
Rik

Isabel Estercita Lew dijo...

jaja, qué lindo que es Mussito cuando se cabrea...

Ana dijo...

La razón de ser de los anillos de oro son los dedos y el resultado es la minería a cielo abierto....

No hago apología de la locura Rik, marco la diferencia entre la "locura" y la locura. El adentro y el afuera del manicomio y la relatividad de los diagnósticos y de cierta locura.

Seguramente conocés el Borda...¿¿¿y que????

Besooooooooooo

Ana dijo...

Estercita: habrá que cortar dedos? jajajajajja!!!!!!

Isabel Estercita Lew dijo...

Ana, tu reflexión me refleja y me representa, gracias

Stanley Kowalski dijo...

Será cuestión de abrir la ventana, y arrojar el sombrero para que se vaya de fiesta, y baile al compás del viento...No es mala idea, verdad? Lo de los culos me encantó!!!!!!

BESOTES ESTERCITA, BUENA SEMANA!!

SIL dijo...

El post está bueno y el debate posterior aún mejor...

Me saco el sombrero ante tu homenaje, sin cordura de mi parte, y después de leer vida y obra de Fijman en San Google.
Nobleza obliga a confesar que a partir de hoy lo conozco.

BESOS ORGULLOSAMENTE LOCOS, Mujer de Carne y besos.


SIL

Sol - Imaginario Desesperación dijo...

Excelente entrada Isabel.
Cariños!

BLANCA LIBIA HERRERA CHAVES dijo...

CÁLIDO... BELLO POEMA... Y CREATIVO... PERO SOBRETODO: CREATIVO... GRACIAS POR DECIRLO A VIVA VOZ...

UN ABRAZO DE QUITAR SOMBRERO...

Darthpitufina dijo...

Me gusta la idea de tener la cordura puesta esperando a perderla... como se pierde un sombrero...

Te dejé un pequeño regalo en mi blog, pásate a recogerlo cuando quieras.

Un besazo enorme!

magu dijo...

ESTERCITA
Me gustan las galeras y los sombreros de chef

esteban lob dijo...

Otra virtud de los sombreros, es que disfrazan las calvicies.

mimbre dijo...

Hola Estercita...
Excelente, AMIGA,de verdad¡
"De poetas y locos, todos tenemos un poco"
Me encanta el debate que se formo, yo no puedo opinar, porque no puedo ser arte y parte...Yo estube del otro lado, según me dijeron, ahora...temporalmente estoy de visita en este lado nuevamente¡¡
Jacobo, genio total¡¡
Un abrazo enorme-mente loco¡¡
Osvaldo

Steki dijo...

A revolear sombreros por la ventana se ha dicho!

Hooooooola, tocaya! Ya estoy de vuelta. Ya nació tu nieto? Viste al mío? No es un sol redondo?
Che, y yo me voy a perder la feijoada? Ah, no!

Besotes y buena semana!
STEKI.

Genín dijo...

Parece mentira, con unas cuantas pajas, se pueden hacer sombreros y a veces, milagros...jajaja
Salud y besitos

Roberto Esmoris Lara dijo...

Jacobo, "el loco", el poeta más importante a mi criterio del grupo Boedo, no muy difundido y tan inmenso!
Qué lindo homenaje, cumpita, "me saco el sombrero"

Besos del REL

Roberto Esmoris Lara dijo...

Perdón, don Jacobo... del grupo Martín Fierro, me crucé de verada.
Gracias cumpita

Frank Invernoz dijo...

El sombrero distingue a los elegantes, al menos a los que lo saben usar con elegancia. Es una prenda de vestir que me encanta tanto como el post y los comentarios. Muy bueno todo.

Ana dijo...

La locura, uf... que tema. Quiénes son los locos? Cuerdos que hablan de locos? Creo más en locos que ayudan a locos.
Ayer leía a Antonin Artaud. Su carta a un Legislador por la ley de estupefacientes. Mamita mia...

Te regalo una canción Lew. A mi me gusta muchiiiiiiiiisiiiimo. (Ya que estamos...)
Óleo de mujer con sombrero
Silvio Rodriguez

Una mujer se ha perdido
conocer el delirio y el polvo,
se ha perdido esta bella locura,
su breve cintura
debajo de mí.
Se ha perdido mi forma de amar,
se ha perdido mi huella en su mar.

Veo una luz que vacila
y promete dejarnos a oscuras.
Veo un perro ladrando a la luna
con otra figura
que recuerda a mí.
Veo más: veo que no me halló.
Veo más: veo que se perdió.

La cobardía es asunto
de los hombres, no de los amantes.
Los amores cobardes no llegan a amores,
ni a historias,
se quedan allí.
Ni el recuerdo los puede salvar,
ni el mejor orador conjugar.

Una mujer innombrable
huye como una gaviota
y yo rápido seco mis botas,
blasfemo una nota
y apago el reloj.
Que me tenga cuidado el amor,
que le puedo cantar su canción.

Una mujer con sombrero,
como un cuadro del viejo Chagall,
corrompiéndose al centro del miedo
y yo, que no soy bueno,
me puse a llorar.
Pero entonces lloraba por mí,
y ahora lloro por verla morir.

(1970)

Yoni Bigud dijo...

Lo positivo es poder elegir el momento, aunque sea para volverse loco.
Me gustó mucho el escrito.

Un saludo.

El Viejo @gustín dijo...

si, se pierde el cerebro, se pierde la cabeza?
o la cabeza queda libre, del sayo de la corona?
beso Estercita.

impersonem dijo...

Estercita, me gusta cómo y dónde mira tu alma; me gusta ver con qué causas se solidariza; me gusta el fondo que le diste a esta historia tan real como la que más, incluso más que muchas; ¿no tienes la sensación de que en esta vida uno puede ser bueno o malo, cuerdo o loco, en base a un simple diagnóstico más o menos acertado o errado?... ¿Cuántos convencionalismos caben en un sombrero?... porque el pensamiento libre no cabe dentro de un sombrero...

Creo que lo que ha dicho Ana, tanto en su primer comentario como en la contestación a Rik, es absolutamente coherente y no hay nada más que añadir; bueno sí, que ambos comentarios de Ana, además de ilustrarme mucho, me han conmovido...

Gracias a ti por ser como eres, por decir tal cual dices y por decir lo que dices... y gracias a Ana por decir lo que ha dicho y cómo lo ha dicho... vaya mi admiración para ambas.

Besos.

Stanley Kowalski dijo...

Muchas gracias Estercita por tu visita!

Sos una mujer encantadora!

BESOTES!

salvadorpliego dijo...

Un escrito muy original. Y la originalidad se aplaude. Te felicito.

Un placer leerte.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Como dice Toro Salvaje, muchas cabezas, tienen las neuronas justas para acabar el día!

Saludos y un abrazo!

Javier F. Noya dijo...

Estimada escritora: me ha gustado la sana locura de tu escritura. Como colega, vaya a saber si de lla insanidad o de la intención de dejar se serlo, te saludo. Volveré por aquí, es muy bueno lo que escribís.

emulodeCharlot dijo...

Estercita:Esto de los sombreros
Me hace volver a aquello de "Rey por inconveniencia"
Es cuestión de desnudarse y salir con la jaula a pedir convivencia
Muy bueno el relato.
te besa Saúl