lunes, 18 de julio de 2011

Pobre lindo, si como dicen LAS APARIENCIAS ENGAÑAN


Las apariencias engañan, otras traicionan al punto de meternos unos cuernos más grandes que nuestro culo. Algunas nos advierten sobre la necesidad inmediata de pedirle un turno al oftalmólogo o de ir reservando un bastón blanco con lazarillo incluido.

Gono Rea Lew

Aquella noche mi bajo ego no le hacía asco a nada. Mis oídos gestionaban lo escuchable y en el caso de fallarle el trámite por falta de recursos le mandaban mensajitos a mis interconexiones neuronales para que pudieran substituir los textos de cualquier lindo versero por los que quería escuchar. Pero esta vez ni me di el trabajo de lo último, estaba segura que él era como el futuro demodé que nos reservaban las puteadas enfáticas, altisonantes, grandilocuentes y truchas del Tano Pasman, pero innegablemente lindo y con seguridad versero, aunque no lo llegué a comprobar..

No es de mi agrado comenzar un relato anunciando el veredicto final, me parece pésimo, es aburridísimo darle fin a lo que no llegó a comenzar. Pero no es el caso, le rogué silencio, me lo traje a casa, nos llenamos de vino y después de un par de besos el lindo se incorporó e indignado me dijo que se iba, que por favor le pidiera un taxi, que ya no podía soportar más a mujeres locas como yo, que le tapaban la boca sin siquiera escuchar que los lindos como él también pueden pensar y que necesitan decir.

Lo vi irse molesto, y traté de reflexionar sobre el hecho de juzgar a las personas sin conocerlas mientras bostezaba ya abrazada a mi almohada y pensando sin culpas que lo llamaría al día siguiente si supiera su nombre y tuviera su celular.

Isabel Estercita Lew

21 comentarios:

maria cristina dijo...

ja ja ja, qué buena revancha Estercita! cazador cazado!!!! Un besito.

MAGAH dijo...

Si, aburridìsimo y hasta penoso es dar fin a lo que no comenzò...quedan tantos besos y tantos abrazos que no se dieron...y si los guardas se arrugan, a si que en este caso donde la falta de contacto no te permite volver a encontrarlo, va a necesitar un ràpido cambio de destinatario, a no ser que usted sea una experta en planchado, cosa que dudo...


Abrazo enorme, por estos dìas donde ya han pasado tantos que una comienza a extrañar.

SIL dijo...

Hay lindos que es mejor perder que encontrar.

Beso grande

SIL

Cecy dijo...

jajaja
que linda sos, cuando sos.

Un abrazote.

Ana dijo...

jajaja, Lew, una tragedia de las que me apasionan. Conozco caso de amiga de amigo que despertó una mañana, luego de una noche de copas, y miró bastante dormida aún a hombre que tenía al lado. Cuando reaccionó salto de la cama y le grito: "Te vas! Ya te vas de acá! Te vas ahora!" Y le señalaba la puerta del dormitorio indignada y enloquecida. No tenía el menor registro del bocado que se habia comido. Jamás tan feo. jajajajaja.
Adoro leerte.

Un abrazo.

Ana dijo...

Veo tu foto del perfil y la mia del Facebook y, evidentemente, a pesar del flequillo regla, íbamos por carriles diferentes. Una tan sonriente y la otra tan enojada (te puedo asegurar que, como Casciari, era la que estropeaba las fotos) jaja

Genín dijo...

Todo depende...
De si le sacaste el jugo...
O te importaba un pimiento no sacárselo...jajaja
De lo contrario lo hubieras detenido, seguro...
Salud y besitos

Noesperesnada dijo...

Pobre las apariencias, tener que cargar con el mito de que son ellas las que nos engañan...

Horacio dijo...

Bueno. Por lo menos te diste cuenta que era un farsante. No es bueno rondar por ahí con el ego bajo, porque, lamentablemente, no contamos con la cama de Grandinetti, en "el lado oscuro del corazón". O sí. quién sabe.

Beso grande

Ricardo Miñana dijo...

Simpático post, un grato placer pasar por tu casa.
que tengas una feliz semana.
un abrazo.

TORO SALVAJE dijo...

Estamos enloqueciendo lentamente.

Jajjaja, no me importa...

Besos.

Darthpitufina dijo...

¡¡me gustó mucho!! Un besote enorme!

Sergio dijo...

Me ha gustado el texto y la diversión que desprende, me ha hecho pasar un buen rato.
Como me ha gustado tu blog a partir de ahora te sigo.
Saludos desde els-relats.blogspot.com

Eloah dijo...

Adorei teu texto.As aparências realmente muitas vezes enganam, mas na vida existe duas verdades a nossa e a do outro.Não vale a pena perder tempo e energia com quem não mereça.Voltarei sempre! Um forte abraço Eloah

José Antonio del Pozo dijo...

Lo que necesitamos es humor, si señora, muy original tour de force
Saludos blogueros

Isabel Estercita Lew dijo...

chas gracias mis queridos por cada uno de los comentarios.
Lo más personal de este relato es me divirtió mucho escribirlo.
besoooos

magu dijo...

MA REINE ESTERCITA

Una leona pero no vendiendo durax sino escribiendo y sobre el amor, jajajaja

esteban lob dijo...

Hola Estercita:

Deduzco que salió ganando la almohada, al recibir abrazos que quedaron reprimidos.

Un beso.

Rud dijo...

Estimada Isabel Estercita
Es cierto: las apariencias engañan, y qué decepción que podemos llevarnos con algunitos.
Al final de la historia me has hecho reír, eres increíble.
Saludos y un gran abrazo

Rud dijo...

Estimada Isabel Estercita
Mi último comentario (hace como tres semanas), no se ha publicado. Espero estés bien y que la salud y la suerte te acompañen.
Cordiales saludos, un abrazo

Rodolfo Nasta dijo...

¿Por qué será que siempre necesitamos poner el moño final aunque el paquete no haya sido cerrado aún...?
Me encantó leerte otra vez, después de mucho tiempo que anduve vagoneando por ahí.
Un beso grande para tí ESTERCITA...
ROd